fbpx

 

 

 

Posts @IPDRS

800 jóvenes de 14 nacionalidades y 18 pueblos indígenas radicados en Ecuador realizaron una bandera humana como acción simbólica para frenar el racismo y la discriminación, a propósito de que este 12 de octubre se conmemora el Día de la Interculturalidad.

Los jóvenes viajaron desde sus circunscripciones para reunirse en el territorio ancestral Huancavilca, en la comuna de Engabao, provincia de Guayas, para ser parte del VI Campamento de Jóvenes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), que se realizó el 8, 9 y 10 de octubre.

Los jóvenes huancavilcas prepararon actividades culturales, formación en derechos e intercambio de experiencias sobre su rol para construir nuevas soluciones para enfrentar las problemáticas que atraviesan sus comunidades.

En las actividades también participaron líderes de pueblos originarios de Brasil y del norte de Estados Unidos. La bandera humana formó las palabras octubre rebelde, en conmemoración del mes icónico de la resistencia de los pueblos indígenas y afrodescendientes.

En octubre, los pueblos de todo el continente conmemoran la resistencia ante la discriminación, el racismo y la colonización, que se inició con la llegada de los conquistadores a estas tierras. Según un estudio de la revista Quaternary Science Reviews se exterminó a más del 90% de los habitantes originarios durante la conquista y los primeros 100 años de colonización.

Daniel Paredes, de la comuna Bambil Collao, dijo que las acciones que se realizan a propósito del 12 de octubre son parte del proceso de recuperación de la identidad Manta Huancavilca Puná, a la cual pertenece gran parte de la población de la Costa ecuatoriana. “Este proceso nos ayuda a organizarnos y tratar los problemas que nos afectan y que son similares en las diferentes comunidades“.

Para Elías Ycaza, miembro de la Juventud Huancavilca, el rol de los jóvenes es fundamental. “Somos nosotros quienes asumimos el desafío de defender nuestros derechos y nuestros territorios y para ello es vital que aprendamos de nuestros líderes, de nuestros abuelos, de nuestros padres y que nos unamos y construyamos soluciones para enfrentar las necesidades de nuestros pueblos”.

La bandera humana también es parte de la agenda de acciones de resistencia y reivindicación del Movimiento para la Liberación Negra e Indígena (BILM, por sus siglas en inglés) que por segundo año consecutivo promueve el Día de la Liberación Negra e Indígena y que este martes 12 de octubre articula acciones en Estados Unidos, México, Honduras, Nicaragua, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Uruguay, Brasil, República Dominicana, Suriname y España. Las acciones buscan llamar la atención internacional y elevar el nivel de conciencia entorno a la discriminación, el racismo y el colonialismo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar